Elementos del Ejército Mexicano hallaron una narcofosa sobre el libramiento Eliseo Mendoza Berrueto, a la altura de la zona de tolerancia, al oriente de Monclova.


Una llamada anónima alertó a los soldados sobre un cuerpo sin vida y cuando iniciaron las investigaciones detectaron en una fosa huesos, al perecer humanos, que podrían corresponder a varios cuerpos.

En una fosa de aproximadamente de 2 metros de largo fue donde detectaron los restos. A unos metros había tambos con residuos químicos, que según agentes de la Procuraduría General de Justicia, utilizaban para “quemar” los cuerpos.

En este momento el lugar continúa resguardado por elementos de la Sedena, apoyados por la Procuraduría General de Justicia del Estado.




Temas Similares: