Página 2 de 3 PrimerPrimer 123 ÚltimoÚltimo
Resultados 11 al 20 de 24

Tema: Un narco sin suerte

  1. #11
    Avatar de El Clon
    Usuario Platino

    Estado
    Desconectado
    Fecha de ingreso
    13 may, 12
    Mensajes
    10,700
    Temas
    5538
    Agradecimientos


    Cita Iniciado por R_7 Ver mensaje
    estos ninyos tan juguetones.

    jajajaja. Refritos los beans.

    jajajaja
    Sabeeee. . . .jajajajajaja

    Tu percepción del mundo depende de donde estés parado


  2. #12
    Avatar de El Clon
    Usuario Platino

    Estado
    Desconectado
    Fecha de ingreso
    13 may, 12
    Mensajes
    10,700
    Temas
    5538
    Agradecimientos


    7.- El pistolero.


    Komander: Qué sorpresa encontrarlo en mi rancho.

    Erick Estrada: Hace un rato lo estoy esperando.

    Komander: ¿Por qué trae bastantes pistoleros?

    Erick Estrada: Yo prefiero bastante dinero.

    Komander: No comprendo de qué estás hablando.

    Erick Estrada: Me pagaron por asesinarlo.



    —La chamacada escucha corridos como éstos y ya andan diciendo que traen callos en los dedos de tanto jalar el gatillo —filosofa Jota Erre cuando pasamos por el estadio de béisbol.

    Luego baja la ventanilla entintada para ver los guindas exactos, y les mienta la madre a los Tomateros.



    —Te decía: a los sicarios de hoy les pagan dos mil pesos a la semana, cuando mucho. O sea, esos batos nomás saben una cosa: que van a morir y que no será una muerte fácil.


    Tu percepción del mundo depende de donde estés parado


  3. #13
    Avatar de ETODEMERZEL
    Usuario Avanzado

    Estado
    Desconectado
    Fecha de ingreso
    27 nov, 12
    Mensajes
    646
    Temas
    21
    Agradecimientos


    Muy lenta la historia, mi Clon.
    Pero creo que eso le pone suspenso....
    En espera del siguiente.



    A diario tengo el mismo sueño.....


  4. #14
    Avatar de El Clon
    Usuario Platino

    Estado
    Desconectado
    Fecha de ingreso
    13 may, 12
    Mensajes
    10,700
    Temas
    5538
    Agradecimientos


    8.- Intento número cuatro.



    Un día entendí que el narco es el negocio más individualista de todos, que es onda de uno y nomás. Que aquí dos cabezas sirven pa' que te den en la madre más pronto, y por eso no está de más ser desconfiado. Por eso nunca pude trabajar bien allá en Michoacán. Ai te va pa' que me entiendas:


    Un narco segundón me propuso que fuera su socio en el cruce de mota. ¿Wachas? Ya no iba a ser un pinchi gato. Esto era más grande, era un jale donde no faltaría quien quisiera arañarnos las manos de tanto billete que tendríamos. "No, compa, siempre salgo jodido", le dije porque el bato sabía que yo era de los que no se dejaban ir de hocico a la primera. Y me estuvo rogando hasta que le dije arre pues. Él puso millón y medio de pesos, y lo que debía hacer era comprar la mota, transportarla, cruzarla y cobrar. Lleva las de ganar, y sin tanto riesgo porque en ese entonces, como el 2006, todavía te dejaban trabajar por tu cuenta, siempre y cuando pagaras piso. La bronca fue que los de Juárez y los pinchis Zetas se pusieron ambiciosos y violentos, y pos ahora es una locura llevártela tú solo. Pero te decía: ai te voy tendido como bandido a mi pueblo pa'comprar mota. Y nada. Todos tenían apalabrada la mota con el Chapo y no pudieron venderme. Fui a Badiraguato y nada, quesque la siembra había estado jodida por el calentamiento de no sé qué, que nomás había salido pa' trescientas avionetas, y que iban pa' los Beltrán. Fui a Atascaderos, en Chihuahua, y tampoco; ya estaba vendida a los Carrillo. No, pos bajé bien agüitado. "¿Sabe qué compa? —le dije a mi socio—, este negocio parece estar hecho con la mano del diablo, no hay mota". "¿Cómo no va a haber, compa, si es lo que sobra?". "Se lo juro por la tumba de mi padre". Mi socio hizo unas llamadas. "Ya está compa —dijo—. Váyase a Michoacán, allá por Lázaro Cárdenas, allá sí hay". Y me fui en fuga, pensando en el billete que me iba a embauchar si salía el jale.

    Allá llegué con un bato bien pinchi enfadoso, con dientes de plata y que se la tiraba de galán. Dos días me estuvo castre y castre con que los sinaloenses éramos güevones, borrachos, feos y maricones. Tuve que ponerle unas pinchis ganatadas en la cara y decirle que nos fuéramos respetando, que yo había ido a comprar mota y él a conseguirla.

    Donde estábamos era una playa, y pa' subir por la mota era en chinga; máximo tres horas. El mundo ideal. Desde el primer día nos pusimos a bajar unos kilos y entre más bajábamos, más insoportable se ponía el bato enfadoso. ¿Cómo te diré? Era presumido. Sacaba mi troca y se paseaba por el pueblo con el estéreo a todo volumen. "Compa, ya déjese de payasadas, nos van a atorar", le reclamé. "¿Cómo cree?, aquí todo está controlado". De andar por la troca pasó a aventar balazos y luego a emborracharse y decir que trabajaba pa' unos sinaloenses pesados. Ya no dijo más porque, una mañana, llegó la judicial a mi hotel. Quise salirme por la ventana, pero por todos lados había policías. Cuando salí, waché que tenían todo madriado al bato enfadoso. "¡No he dicho nada, no he dicho nada!", decía el cabrón. Le dije al comandante que sí, que era de Sinaloa, y que estaba ahí porque un socio y yo queríamos poner una empacadora de camarón que traeríamos de Mazatlán. "Pos fíjese que no le creo, pero tampoco le hemos encontrado a este fulano la mota; lo voy a vigilar, ya está advertido", y se fue. La mota estaba en la casa de la amante del bato enfadoso, por eso no la encontraron los federales.



    Y luego luego le hablé a mi socio: "Este pinchi bato enfadoso jodió todo, mañana me voy". "¿Cuánta mota ha juntado?". "Tonelada y media". "Está bueno, mañana le mando las pangas y véngase ya".

    Al otro día mi socio cumplió con la palabra y llevamos la mota a las pangas. Y yo creo que eran la una de la mañana cuando nos cayó la judicial. "¡Trépese, compa, trépese!", me dijo el panguero, y ai te voy. En ese momento, la verdad, no me agüitó que háigamos dejado media tonelada en la playa. Lo que yo quería era perder a la policía. Y sí. Le dimos tan recio mar adentro que nos perdimos hasta nosotros. Como habíamos salido en fuga, al panguero no le dio tiempo de poner la brújula. Y ai fue cuando le juré a Dios que si me ayudaba a librarla sería el último jale.



    Sería bien largo contarte cada uno de los siete días que estuvimos perdidos. A lo mejor hasta escribo una novela de eso. Lo que sí te digo es que como al cuarto día empecé a alucinar: veía tráilers en el mar, y eso que no le metí al perico como los dos batos con los que iba. Ellos, en algún momento, se quisieron matar a cuernazos; se reclamaban mutuamente por lo de la brújula. Yo me quemé todo, parecía cáscara de mango podrido, y bajé kilos como nunca. En el quinto día vimos un barco, pero era de la Marina y otra vez a altamar. La gasolina se nos empezó a acabar y, cuando creímos que nos íbamos a morir en una panga llena de mota, apareció un barco. Nos ayudaron a subir, mis compas les apuntaron con los cuernos, y yo nomás les pedí de comer y agua. La neta nos alivianaron. Hasta nos orientaron con la brújula. Estábamos a veinte horas de las Islas Marías. Y así, a puro motor muerto, pudimos llegar a Mazatlán. Ahí nos rescató mi socio.

    Yo quería descansar, pero en chinga tuve que irme a Mexicali pa' vender la mota porque ya se estaba poniendo café, y así ya no sirve. La vendí, cierto, pero bien barata y ni siquiera recuperamos la inversión. O sea: no gané ni madres.




    Tu percepción del mundo depende de donde estés parado


  5. #15
    Avatar de El Clon
    Usuario Platino

    Estado
    Desconectado
    Fecha de ingreso
    13 may, 12
    Mensajes
    10,700
    Temas
    5538
    Agradecimientos


    9.- Plebitas chacalosas.



    Lucen las mejores marcas y ropa de pedrería, los más caros celulares, uno para cada día, las uñas bien decoradas, les gusta verse bonitas.


    —Esta música del movimiento alterado es pura enfermedad —dice Jota Erre, ahora que suena en el estéreo una tal Jazmín—. Esa música y que aquí anden paseando las hijas de los pesados hacen que las morras se sientan narcas. Unas se ven débiles, pero consiguen cuernos y se vuelven poderosas. Y las otras sueñan con andar con uno de su calaña. Pero volvemos a lo mismo: en el narco la mayoría de los batos no tiene ni dónde caerse muerto.



    —Si alguien de ellos te escuchara pensaría que les tienes envidia.


    Jota Erre me mira con cierto desprecio y da vuelta en la primera calle. Toca el claxon frente a una casa que el tiempo le ha dado un poco de consistencia. Un tipo, que no pasará de los treinta años, sale y saluda a Jota Erre.



    —Compa: ¿cuánto llevas en el jale?

    —¿Por qué? —pregunta el tipo desconfiado y me mira como si fuese policía.

    —¡Contesta, cabrón!, ¿cuánto? —interviene Jota Erre.

    —Ya voy pa' los ocho años —le contesta.

    —¿Y tienes dinero?

    —Pos no tanto así, pero traigo esa troca que levanta morras de a madre.


    Jota Erre acelera y me dice:

    —¿Wachaste cómo está el pedo?



    Tu percepción del mundo depende de donde estés parado


  6. #16
    Avatar de Civil
    Usuario VIP

    Estado
    Desconectado
    Fecha de ingreso
    22 jun, 12
    Mensajes
    2,078
    Temas
    137
    Agradecimientos


    JR tiene razon, el 99% de los narcos son mas pobres que la chingada. Por lo que yo he visto en persona si el narco empezo pobre en el negocio, sigue pobre en el negocio porque su dinero esta en mercancia y si la pierde no tiene mucho para reponerla, si es que no tiene que pagarla al que se la fio o encommendo. Conozco a uno solo de los muchos que conoci en el medio que empezo millonario en pesos y sigue millonario y eso porque su familia tiene como 40 años en el jale. Por cierto es el hombre mas honesto que he visto en mexico y paga a su gente religiosamente.


    Aficionados entrenan hasta que lo hacen bien. Profesionales entrenan hasta que no lo pueden hacer mal.


  7. #17
    Avatar de R_7
    Baneado

    Estado
    Desconectado
    Fecha de ingreso
    17 may, 12
    Ubicación
    Earth
    Mensajes
    2,235
    Temas
    580
    Agradecimientos


    Hazte unas novelas de estas historias Klon y te haces una buena plata!.

    dESPIERTA NINYO!. ME DAS BUENA COMISION Y SOY TU AGENTE!



  8. #18
    Avatar de El Clon
    Usuario Platino

    Estado
    Desconectado
    Fecha de ingreso
    13 may, 12
    Mensajes
    10,700
    Temas
    5538
    Agradecimientos


    10.- Intento número cinco.

    Mis días como narcomenudista fueron fugaces.

    Tardé más en aprender cómo lavar la coca que darme cuenta que el traficante termina trabajando pa' pagarle al cártel o termina muerto.



    Yo empecé a vender grapas y cuando iba a cobrarle a la gente me salía con la pistola, diciéndome que no me iban a pagar. Y que a ver cómo le hacía.

    Por eso te digo que ahí no duré mucho.

    Luego, un capo me buscó pa'que le lavara un kilo de la buena.

    Y ai me tienes comprando el éter, la acetona, el ácido clorhídico, el amoniaco, el papel y las vasijas. Yo había lavado por pedacitos y esa vez, por güeva se puede decir, lavé toda de un jalón. ¡Y madres!, que se me echa a perder.



    Le dije al narco y él me salió con que tenía dos días pa' pagarle.

    El bato era cabrón, nomás de oírlo mentar se le pegaba a uno la diabetes.

    Y ai me tienes consiguiendo quince mil dólares.



    Pedí prestado aquí y allá, le vendí el alma a unos cuantos, y hasta mi mamá vendió un carrito que tenía.

    Chale, quién sabe por qué, pero como que todo se echa a perder en esta vida, ¿no?



    Tu percepción del mundo depende de donde estés parado


  9. #19
    Avatar de El Clon
    Usuario Platino

    Estado
    Desconectado
    Fecha de ingreso
    13 may, 12
    Mensajes
    10,700
    Temas
    5538
    Agradecimientos


    11.- Reflexión sierreña.



    —¿Te arrepientes de algo? —le pregunto a Jota Erre cuando vamos camino a la fiesta de un locutor de radio en Culiacán.

    —Sí y no —dice y los dientes le relucen como el acero—.

    Sí, porque pude aprovechar el tiempo en algo más de bien.
    No, porque le puedo decir a mis hijos que el narco no es el mundo que pintan.
    No, porque nunca robé ni maté a nadien.

    Yo creo que la vida debe ser la que está arrepentida de que siga yo aquí, porque este jale es como la lotería, y el premio gordo es vivir.


    - - - - - -Actualizado - - - - - -

    12.- El último intento.



    Mi dizque carrera de narco estaba de picada. Ya no quería saber nada. Ora sí le iba a cumplir a Dios. Pero pa' ese entonces me buscó la mano derecha de uno de los más chacas.

    "Lo ocupamos pa' que sea el prestanombres, le vamos a pagar bien".

    Como nomás se trataba de hacerle el paro a una gente, pos no entré en conflicto con Dios.

    Lo que tenía que hacer era acompañarlos a Oaxaca, decir que era empresario, hospedarme en el hotel Victoria y esperar a que llegara una avioneta llena de coca.

    Y ai te fui vestido bien acá, bien placoso. Llegué y me presentaron al viejón, al dueño de la droga.

    "He oído de ti, dicen que eres honrado, pendejo, pero honrado", me dijo y yo nomás me reí. Ni modo que qué.

    Me hospedé en el Victoria, ya te dije, y me puse a esperar.

    Había días que nomás dormía y otros jugaba ajedrez con el viejón. Una tarde, el brazo derecho me dijo que la avioneta iba a llegar esa noche, que si todo salía bien, yo me devolvía a Culiacán con un buen billete.

    Bajé al restorán y me puse a tragar como cochito de pura alegría. Me acuerdo que en la tele estaba una película de narcos, y yo pensé que qué sentido tenía verla si yo estaba con el viejón.



    En eso, vi a dos batos que en los diez días que llevaba hospedado nunca había visto.

    Y luego otros tres. Y luego otro.

    Salí, fui con los pistoleros del viejón y les dije lo que había visto.

    Ellos me mandaron a avisarle al viejón y, cuando subí, el viejón ya sabía cómo estaba el rollo: "¡Son militares, ya nos chingaron!".

    Desde morro, casa a la que iba, casa a la que veía por dónde saltarme. Y pos en el hotel había encontrado una escalerita que te llevaba a otro predio.



    "No se agüite, patrón, yo lo voy a sacar", le dije y me lo llevé.

    Cruzamos la calle y él se subió a un carro y se fue. Su brazo derecho me dijo que yo también aplicara la fuga, que el cargamento había sido decomisado, que no iba a haber billete.

    Me regresé a Culiacán como pude, pero no perdí la esperanza de una buena recompensa. Al tiempo lo vi en Guadalajara.

    ¿Y sabes qué pasó?

    Nada, nomás me abrazó, me dijo que nunca iba a olvidar lo que hice por él y me regaló un bucanas dieciocho.

    Valiendo madre
    .


    ----- Actualizado -----

    13.- El señor de la montaña.



    Un tipo sostenía el Nextel. Al otro lado del auricular alguien escuchaba el cóver que cantaba Jota Erre:

    "Joaquín Loera lo es y será prófugo de la justicia, el señor de la montaña, también jefe en la ciudad; amigo del buen amigo, enemigo de enemigos, alegre y enamorado así es Loera, lo es y será."

    Cuando terminó de cantar, el tipo del Nextel se acercó a Jota Erre y le entregó el radio. Escuchó:

    "Canta usted muy bien, compa, lo felicito; ai cuando se le ofrezca algo en todo México nomás búsqueme".

    —¿A poco era el Chapo? —le pregunto a Jota Erre cuando llegamos a su casa.



    —El mismo que viste y calza.

    Jota Erre se desparrama en el sillón y empieza a platicarme su vida como músico. Pero ésa es otra historia.\\



    Tu percepción del mundo depende de donde estés parado


  10. #20
    Avatar de El Clon
    Usuario Platino

    Estado
    Desconectado
    Fecha de ingreso
    13 may, 12
    Mensajes
    10,700
    Temas
    5538
    Agradecimientos


    ¿Qué se haría el JR??. . . . ..

    Tu percepción del mundo depende de donde estés parado


Los visitantes han encontrado esta página al buscar:

plebitas buchonas

plebitas de arranque

plebitas chacalosas

Plebitas armadas

buchonas muertas por el narco

plebitas de sinaloa

narcotrafico

fotos de buchonas muertas

chino antrax muerto

buchonas de culiacan

buchonas del narco

trocas de narcos

plebitas mafiosasplebitas buenas de sinaloafotos buchonas muertascamaron antrax muertoplebitas con armasel chino antrax muertobuchonasplebitas sinaloensespangas de narcosfotos de plebitas armadaschacalosaskomander caricaturachino antrax metroflog

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •